quosis logo
El desarrollo de las APIs ha impulsado el crecimiento del Open Banking y las Fintech.
Posted By Yazmin
Banca Abierta es una oportunidad para empresas mexicanas

Los últimos años han sido álgidos en cambios tecnológicos, el sector financiero no es la excepción ante esta marea, lo cual ha traído na evolución significativa. Nuevos modelos y soluciones se han desarrollado en el sector para desarrollar y consolidar nuevos actores de este ecosistema y motivar la competencia abierta.

Pero vamos por pares, se preguntarán qué es el Open Banking o banca abierta, este modelo busca que la información pública, agregada y transaccional de las entidades financieras (y de otros participantes del sistema financiero), así como de los usuarios, pueda ser intercambiada, con el fin de promover mayor competencia entre los intermediarios y ofrecer productos y servicios a la medida de los usuarios.

Por lo anterior es que sectores como las fintech han tenido un desarrollo exponencial mientras los bancos tradicionales han tenido que pisar el acelerador para hacer la transición a digital y poder competir con más opciones para el usuario final.

Datos de Finerio Connect revelan que el 68 por ciento de las empresas mexicanas prevén que el Open Banking fomentará el crecimiento del sector financiero, el 65 por ciento que generará una competencia más variada y el 92 por ciento que las empresas que se asocien con proveedores de Open Banking tendrán más posibilidades de éxito.

Llegando a este punto es importante hablar de las APIs (Application Programming Interface, por sus siglas en inglés), o interfaz de programación de aplicaciones, son un conjunto de protocolos y definiciones que permiten la integración y comunicación entre aplicaciones y programas, siempre ceñidas a un conjunto de reglas. Estas soluciones permiten el intercambio de datos de manera segura y sin involucrar a terceros.

Las soluciones que ofrece este modelo pueden ser privadas y públicas. Las primeras son de acceso restringido y sólo pueden ser usadas por miembros de una organización; en el segundo caso, permiten intercambiar datos con socios, proveedores, entre otros actores, para una integración de servicios más eficiente. Finalmente, las APIs públicas permiten compartir datos con cualquier persona, pero suelen tener acceso limitado a la información.

En el caso específico del sector financiero y la banca abierta, estas interfaces permiten que una plataforma se pueda sincronizar y conectar a las bases de datos de una entidad financiera, ya sea banco, fintech u otras opciones, para retomar la data de los clientes.

Esto permite que las entidades financieras puedan ofrecer servicios personalizados y a la medida de las necesidades, brindar herramientas a los usuarios para administrar sus finanzas de mejor manera, además de que puedan revisar las transacciones y saldos de todas sus cuentas en el mismo lugar.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.