quosis logo
Posted By admin
Home Office: Vive la adaptación sin afectar la productividad.

La modalidad de trabajo que se adoptó a partir del confinamiento ha obligado a las empresas a adaptar sus procesos sin afectar la productividad del recurso humano.

El trabajo desde casa, o home office, requiere de un sistema que reúna todas las herramientas necesarias para llevar a cabo los procesos de tu empresa o negocio. Existen empresas enfocadas a comercializar, desarrollar y distribuir software especializado para que cada organización cumpla sus objetivos, sin menoscabo de las condiciones a las que nos ha obligado la presencia del COVID-19.

Para elegir a la empresa que desarrolle un sistema integral a la medida de tus necesidades debes tomar en cuenta los siguientes puntos:

  1. Diagnóstico. Tú mejor que nadie conoces a tu empresa. Si te ofrecen un análisis profundo de sus fortalezas y debilidades, ahí es.
  2. Implementación. Si se encarga de la implementación y la deja al 100% sin que tengas que preocuparte de nada, es la empresa adecuada.
  3. Propuesta exclusiva. Si la propuesta está alineada al 100 por ciento a las necesidades y objetivos de tu empresa y además es exclusiva para tu negocio, ya no tienes nada que pensar.
  4. Capacitación. Aquella empresa que te ofrezca capacitar a tu equipo de trabajo para reducir la curva de aprendizaje en relación con los sistemas que usas, definitivamente es la indicada.

Todo esto te permitirá tener las herramientas de infraestructura correcta. Ahora, en lo que se refiere a las personas que participan en los procesos, se deben considerar algunos puntos para mantener la óptima productividad.

  1. Contar con las herramientas adecuadas para el trabajo desde casa, que van desde el equipo (sillas ergonómicas, computadoras, impresoras, internet…) hasta las legales (condiciones de trabajo, Seguridad e Higiene, Protección de Datos…)
  2. Cumplimiento de horarios. Respetar horarios de entrada y de salida, tanto por parte de los empleados como de los jefes.
  3. Establecer objetivos claros de desempeño. De esta manera, los resultados serán medibles y por lo tanto alcanzables.
  4. Comunicación constante. Aclarar dudas, dar seguimiento y brindar retroalimentación, acortará la distancia entre los integrantes del equipo y fortalecerá el liderazgo.
  5. Impulsar el aprendizaje y la capacitación. Las competencias deben fortalecerse y adaptarse a la par de esta nueva modalidad. Nunca está de más aprender nuevas cosas.

Con estos consejos, puede ser que tu empresa o negocio afronte los retos que representa la llamada “nueva normalidad” y se adapte más rápido.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *